Puente medieval sobre el Duero

El puente sobre el Duero conocido también como puente de piedra, monumento medieval de la ciudad de Soria, se sitúa entre el cruce de la calle de San Agustín con el río. Es el único y principal acceso a la ciudad desde el este.

No se sabe a ciencia cierta su historia pero en el año 1157 ya estaba construido, cuando la ciudad de Soria se fortificó.

Fue construido para facilitar la comunicación de Navarra y Aragón y era lugar de paso obligado ya que era uno de pocos puente que comunicaba el Duero con Aragón. Todo aquel que quisiera cruzarlo tenía que pagar el Portazgo, así se enriquecían las arcas municipales.

En su origen tendría una estructura románica, pero al cabo del tiempo pasó por diferentes restauraciones en el siglo XVII y XVIII, tras las cuales se derribaron sus torres defensivas que se conoce tenía antiguamente.

Edificado en totalidad de piedra (de ahí el puente de piedra) mide 112 metros, tiene ocho arcos de medio punto romano en los que aún hay señales de arranque de la torre que se alzaba en medio de él. Dichos arcos
salvan el desnivel del terreno o la diferencia de alturas de ambas orillas, con tajamares en el lado norte y ensanchamientos de los laterales sobre estos.

El puente en la actualidad posee iluminación nocturna, por lo que nos deja un bonito paisaje viéndose el puente reflejado también en el agua.

Comentarios cerrados.