La Ermita de San Saturio

La ermita se localiza en las afueras de la ciudad, al lado del río Duero  y fue construida sobre un gran peñasco. Se considera uno de los lugares mas bellos que tiene la ciudad de Soria.

Ahora hablemos un poco de su historia:

San Saturio (nacido en Soria en el año 493) era descendiente de una familia noble del siglo V. Decidió donar todas sus riquezas a los más pobres y retirarse a vivir una vida de anacoreta (es una persona que vive en lugar aislado, entregada a la meditación y a la penitencia). Por esta acción fue canonizado por el Papa Benedicto XIV el 31 de Agosto de 1743.

Cuando su discípulo San Prudencio (se convertiría años después en patrón de Álava) abandonó la cueva, esta zona y su historia pasó al olvido, hasta la época de la reconquista cuando los sorianos deciden levantar una ermita en honor a San Miguel.

Años más tarde aparecen los restos de San Saturio, que fueron enterrados por San Prudencio en la cueva donde habían vivido. Y así el 2 de octubre de 1628 se declara a San Saturio patrón de la ciudad de Soria. Se decide ante el aumento en importancia de la figura del patrón, levantar un templo en su honor. En el siglo XVIII se edifica la actual ermita que podemos ahora visitar.

Los restos y el sepulcro del Santo se encuentran en el interior de la iglesia. En un principio se localizaban en el interior de la cueva sobre la que fue construida la ermita, pero cuando fueron descubiertos, se trasladaron a su actual lugar, el altar Mayor del Templo.

El conjunto está formado por unas grutas naturales y cuenta con diferentes salas.

Su entrada es gratuita y sus horarios son:

Lunes: Cerrada
Enero, Febrero, Marzo, Noviembre y Diciembre: abierta de 10:30 a 14:00 y de 16:30 a 18:30 horas.
Abril, Mayo, Junio, Septiembre y Octubre: abierta de 10:30 a 14:00 y de 16:30 a 19:30 horas.
Julio y Agosto: abierta de 10:30 a 14:00 y de 16:30 a 20:30 horas.
Domingos y festivos: abierta de 10:30 a 14:00 horas

Comentarios cerrados.