Iglesia de Santo Domingo

La iglesia de Santo Domingo, en su origen dedicada a Santo Tomé, es uno de los más valiosos monumentos de la arquitectura románica castellana. Fue declarada Monumento Artístico en 1931.

La iglesia se inició a mediados del siglo XII y fue ampliada a finales de ese mismo siglo. A principios del siglo XVI sufrió añadidos en la zona del ábside y en las capillas del crucero, correspondientes al gótico tardío y con algún elemento renacentista. La iglesia actual posee planta de cruz latina, compuesta por tres naves, transepto, ábside poligonal y torre adosada en la zona norte.

Lo más destacado de la iglesia de Santo Domingo es su espléndida fachada occidental, considerada una de las más bellas del románico español. Fue encargada por el rey Alfonso VIII a finales del siglo XII. La fachada es una auténtica representación de la biblia en piedra, con el fin de acercar la religión cristiana a una población, en su mayoría analfabeta.

La entrada es gratuita.

Horario: De lunes a domingo de 08:00 a 21:00 horas.

Comentarios cerrados.